Texas Franchise and Business Consulting, LLC

Está todo listo para que las empresas privadas (nacionales o extranjeras) puedan invertir en México en la exploración y explotación de los hidrocarburos como lo son el Gas, el Petróleo y sus derivados.

En México el Gas LP, es un combustible muy utilizado para la industria, la agricultura, el sector residencial y la carburación vehicular.

De acuerdo a la Secretaría de Energía 5 de cada 7 hogares mexicanos consumen Gas LP y a partir de 2017 se tendrá un precio libre que se regirá por la oferta y la demanda. Además el titular de la SENER (Pedro Joaquin Coldwell), aseguró que “otro de los beneficios de la Reforma Energética, es que a partir del 2016 las importaciones de Gas LP se podrán realizar por cualquier persona o empresa que cumplan con los requisitos establecidos en la normatividad”.

Adicionalmente la nueva legislación establece que se permitirá que empresas mexicanas se asocien a otras empresas de orden global, lo que permitirá una mejor operatividad y mejor asimilación de tecnología de punta.

Texas Franchise and Business Consulting, LLC cuenta con amplia experiencia en el área de negocios internacionales, lo que nos permite ofrecerle la garantía de que éste puede ser un excelente sector para realizar inversiones. Contamos con un equipo de expertos consultores en el sector energético que lo acompañarán a lo largo de todo el proceso de planificación, desarrollo y puesta en marcha de su negocio.

Ya sea en el área industrial, residencial o de carburación podemos apoyarlo en desarrollar, desde el inicio, un proyecto que le permita que la comercialización del Gas LP le traiga beneficios, ya que contamos con toda una estructura de desarrollo que permite que los trámites ante autoridades y relaciones con proveedores se realicen de manera correcta, lo que le garantiza grandes ahorros en tiempo y dinero.

Así mismo si usted está interesado en invertir en el estado de Texas, el Tratado de Libre Comercio de Norte América le abre las puertas para que esto sea posible. El Gas LP en Estados Unidos se destina principalmente para el uso industrial (petroquímica), residencial, comercial, y en el sector transporte, es la alternativa más amplia para el uso de combustibles, lo que lo hace un producto con muchas posibilidades de comercialización.